| Desde México: 001 (881) 207-2878
¡Obten la Ayuda que Necesitan Hoy!: 1 (888) 207-2878

¿Qué es el Trastorno de Ansiedad Generalizada en Niños?

trastorno-ansiedad-generalizada-ninos--

El trastorno de ansiedad generalizada, conocido también como GAD por sus siglas en inglés, es la preocupación y temor crónico y excesivo que no parece deberse a una causa real.

Los niños y adolescentes que sufren de este trastorno suelen preocuparse demasiado no sólo por eventos futuros, sino también por acciones pasadas, al igual que por todo tipo de temas, como los problemas de la familia y la aceptación social o su desempeño escolar. Dicho lo anterior, el presentar algún tipo de ansiedad es totalmente normal tanto en la etapa de la niñez como en la de la adolescencia, siendo parte natural del crecimiento de los seres humanos.

No obstante, cuando los temores y las preocupaciones no se van, sino que persisten y terminan por afectar de manera muy directa las actividades cotidianas del menor, es cuando los padres deben prestar especial atención al comportamiento, ya que en efecto podrían tener en su hogar un caso de trastorno de ansiedad generalizada. Cabe señalar que los hijos de padres con algún trastorno de ansiedad son más propensos a desarrollar esta condición.

En cuanto a los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada en niños,
los más comunes son:
dificultad-excesiva-para-dormir-lejos-de-su-casa

  • Muchas preocupaciones sobre situaciones antes de que éstas sucedan
  • Preocupaciones excesivas sobre los amigos, la escuela o alguna actividad extracurricular
  • Temores y pensamientos recurrentes tanto sobre su salud como la de sus padres
  • Rechazo a la escuela
  • Dolores recurrentes de estómago y tensión muscular
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Dificultad excesiva para dormir lejos de su casa
  • Cansancio
  • Falta de concentración
  • Irritabilidad
  • Dificultar para relajarse
  • Sensación de “un bulto” en la garganta

Así mismo, es importante mencionar que los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada en niños y adolescentes pueden ser semejantes a los de otras condiciones o incluso problemas del tipo psiquiátrico.

Es por ello que resulta muy importante realizar un buen diagnóstico, siendo o un psiquiatra infantil u otro profesional de la salud mental el encargado de hacerlo, esto a través de la aplicación de una evaluación psiquiátrica.