| Admisiones USA: 1 (800) 724-2147
Admisiones MX: 52 +1 (664) 680-9109

¿Cómo mejorar la Comunicación en la Familia?

como-mejorar-la-comunicacion-en-la-familia

Pareciera que, con el paso del tiempo, es cada vez más complicado encontrarnos con una familia unida en donde la comunicación sea constante y no haya secretos ni problemas.

La “invasión” de la tecnología a nuestros hogares y el ritmo de vida de cada uno de los integrantes de la familia (escuela, trabajo, limpieza de la casa, actividades de ocio, etcétera), parecen complicarlo todo.

Con estos importantes factores en contra, ¿cómo mejorar la comunicación en la familia? Cuando se quiere hacer algo, siempre se puede, y en el caso de la comunicación entre los integrantes de la familia no estamos ante una excepción.

En ese sentido, enseguida te compartimos un par de tips sobre cómo mejorar la comunicación en la familia que seguro te ayudarán:

Compartir actividades de ocio


Sin importar el lugar donde vivamos, la edad que tengamos o si somos hombres o mujeres, a todos nos gusta “perder el tiempo” de vez en cuando, y eso es bueno. Todos necesitamos de un espacio para relajarnos haciendo lo que sea que más nos guste.

Tomando en cuenta lo anterior, es una buena idea darnos a la tarea de encontrar momentos en los que toda la familia pueda compartir el entretenimiento. Desde luego dependerá de los gustos de cada quien, pero una opción podrá ser buscar un evento al que todos tengan interés de asistir, o simplemente ver una película en el cine o en la casa.

La idea es compartir no sólo el espacio físico, sino también vivencias, al mismo tiempo que se evita el aislamiento de cada integrante del a familia en su propia habitación.

Agendar momentos sin tecnología

Continuando con el tema del aislamiento, hoy por hoy la tecnología es un gran culpable de que cada vez más los seres humanos nos alejemos de los demás, aislándonos en nuestro propio mundo con actividades como navegar en internet, jugando videojuegos o simplemente escuchando música.

Es por ello que resulta importante pactar tiempos a lo largo del día en los que el uso de cualquier gadget esté prohibido. No necesariamente estamos hablando de largos periodos de tiempo que terminen por sentirse como “eternos”, sobre todo hablando de los miembros más jóvenes de la familia.

Con el simple hecho que al tiempo de estar frente a la mesa desayunando, comiendo y cenando no haya ningún dispositivo electrónico en uso, la comunicación de la familia terminará por darse de manera natural y fluida.