| Admisiones USA: 1 (800) 724-2147
Admisiones MX: 52 +1 (664) 680-9109

¿Cómo ayudar a un niño con problemas de aprendizaje? 3 tips básicos

como-ayudar-a-un-nino-con-problemas-de-aprendizaje-3-tips-basicos

Es normal sentir tristeza, enojo, decepción y todo tipo de sentimientos negativos cuando nuestros hijos no cumplen con las expectativas académicas que se tienen de ellos.

No obstante, es importante saber qué los regaños o castigos no mejorará su capacidad para aprender y con ello sus calificaciones. Pero y entonces, ¿qué se debe hacer?
Permítenos ayudarte con estos 3 tips fundamentales acerca de cómo ayudar a un niño con problemas de aprendizaje, y que tu hijo sea tan exitoso como quieres.

    • Dejar de negar sus dificultades: Y decimos “dejar”, porque es muy probable que ya hayas jurado y perjurado que tu hijo no tiene ningún problema. Si nos equivocamos y no lo has hecho, permítenos felicitarte, porque negar la existencia de algo no hará que desaparezca como por arte de magia.
      Las madres y los padres que niegan los problemas de aprendizaje de los menores, lo que hacen es crear hijos dependientes, inseguros y manipuladores. Nadie tiene la culpa, simplemente debes aceptar que tu pequeño tiene complicaciones para aprender, comprender que no por eso va a fracasar, y hacer algo para ayudarlo.
    • El niño con problemas de aprendizaje es inteligente: Quizá te suene extraño, pero así es. La inteligencia de un niño que no aprende tan fácilmente como otros es similar, o incluso superior a lo normal. El asunto aquí, es que hay cierta área del aprendizaje que no puede alcanzar, siendo ahí donde se le debe de estimular.
      Cualquier dificultad en el aprendizaje se supera recibiendo ayuda profesional, y cada menor cuenta con su particular ritmo para alcanzar sus temas.
    • Define a tu hijo por sus logros y nada más: define-a-tu-hijo-por-sus-logros-y-nada-mas Sin importar que su cuaderno esté lleno a más no poder de correcciones o malas calificaciones, no lo juzgues por ello. En lugar de hacer comentarios del tipo “otra vez lo hiciste mal”, o “¿por qué no lo puedes hacer bien, como los demás?”, enfócate en resaltar lo que sí hace bien, sus logros; “cada vez escribes más claro” o “ese rectángulo te quedó muy bien”, son dos ejemplos de frases que le harán de mucho bien. Así mismo, evita en su totalidad compararlo con sus hermanos o sus compañeros, comentando lo que ellos han logrado y él aún no.

    No olvides que tu hijo o hija es muchísimo más que malas notas, faltas de ortografías, líneas poco rectas o escasa concentración. Llegaste aquí buscando cómo ayudar a un niño con problemas de aprendizaje, y ahora ya lo sabes: lo primero que él necesita es a alguien que lo ayude a definirse en positivo, y nadie mejor para ser ese “alguien” que sus propios padres.